18 octubre, 2022 By Hector Perez 0

Guaraz declaró que la denuncia en su contra habría sido por celos

EL INTENDENTE SE PRESENTÓ ANTE LA FISCAL
El jefe comunal insistió además en que se trata una cuestión política y atacó a la víctima.
En la jornada de ayer, tras el segundo intento, finalmente el intendente Elpidio Guaraz fue indagado por la fiscal Antonella Kranevitter, quien lo imputó por los delitos de “privación ilegítima de la libertad agravada” y “abuso sexual con acceso carnal”.

Según fuentes judiciales, por espacio de más de una hora y media, el jefe comunal declaró e insistió en que la denuncia en su contra se trata de una cuestión política y ahora añadió que se trataría de celos.

A la salida del proceso judicial, Guaraz fue trasladado a la sede policial para ser fichado y prontuariado. Cabe recordar que la semana pasada hubo un intento fallido de indagatoria, que según la defensa se habría dado porque su cliente no había sido notificado.

El jefe comunal mantuvo un breve diálogo con la prensa tras salir de la audiencia. “Está todo bien”, fue todo lo que dijo, sin agregar más al respecto sobre las graves denuncias penales que pesan en su contra.

En junio pasado, el intendente de Santa Rosa fue denunciado por una joven por los graves delitos antes mencionados. Al principio la causa era investigada por el fiscal Ezequiel Walther pero, con su renuncia por el escandaloso hurto de herramienta, el expediente fue continuado por la fiscal Kranevitter.

Según el abogado querellante Luis Muñoz y Pérez, la Fiscalía viene manteniendo una postura “pro activa” frente a la investigación de la causa.

Por último, el letrado agregó que habían solicitado anteriormente un pedido de detención, el cual le fue negado. Mientras tanto, manifestó: “Nosotros vamos a pedir todo lo que sea necesario y que nos corresponda ante el Ministerio Público Fiscal y este decidir. En su momento hemos planteado la desobediencia judicial”.