Narco banda VIP obtendría ganancias desorbitantes

MODUS OPERANDI, TRAER POCA PERO DE LA BUENA

A menos de una semana de la desarticulación de la narcobanda VIP, liderada por el abogado Pablo Rivera, fuentes consultadas por El Ancasti indicaron las ganancias estimativas que tendrían. De acuerdo con la modalidad de traer poca cantidad de cocaína pero de buena calidad, las ganancias llegarían a un 1.000 % en Catamarca.

Según explicaron, en el mercado narco los 100 o 150 gramos de cocaína de máxima pureza “alita de mosca” tiene un valor aproximado a los $25.000 o $30.000. Ésta era la cantidad de que el líder de la banda solía traer desde Tucumán. Se indicó que por mes realizaba entre tres y cuatro viajes.

Una vez ingresada la sustancia a la provincia era el turno de comercializarla. Parte de la droga era estirada y de un gramo de cocaína se podrían producir 10 dosis; cada una de éstas se vendía entre $250 a $300. En cambio, los clientes VIP preferían comprarla pura. Para ellos, el gramo de “alita de mosca” tendría un valor estimativo a los $3.000.

De este modo, los especialistas en la materia remarcaron que la narcobanda VIP podría obtener, fácilmente, un 1.000 %. Sin embargo, a esta suma se le debería descontar los gastos de logísticas como así de combustible y otros menesteres que podrían aparecer en el camino.

La narcobanda VIP cayó la semana pasada. El procedimiento comenzó en la ruta nacional Nº 38, a la altura de La Merced, en Paclín, el miércoles por la noche. En un operativo de control, Pablo Rivera fue detenido con cocaína “alita de mosca”. Luego, por disposición del Juzgado Federal, se realizaron otros cinco operativos en la Capital, hasta las 8.30 del jueves. Como resultado, se incautaron más de $24.000, U$S 100, tres balanzas de precisión, elementos de corte, dos gramos de picadura de cannabis sativa, 162 gramos de alita de mosca de alta pureza, grandes cantidades de recortes de nailon que usaban para colocar las dosis y 1.056 comprimidos de ansiolíticos. Junto con Rivera, quedaron detenidos Gabriel Horacio Varela Cano, Gastón Exequiel Tassart y Fernando Hernán Burgos.

El abogado Rivera litigaba en el fuero penal local y también se desempeñaba en la Dirección de Sumarios del Ministerio de Educación de la Provincia. Según trascendidos, el gabinete educativo lo habría exonerado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *