Productos orgánicos, una perspectiva interesante para Catamarca

La Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad de Catamarca puso en marcha el dictado de la Diplomatura en Producción y Comercialización de Productos Orgánicos.

Profundizando la visión de dirigir el modelo productivo agrícola de Catamarca hacia una perspectiva diferenciada, como lo constituye la producción orgánica o ecológica, la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad de Catamarca puso en marcha el dictado de la Diplomatura en Producción y Comercialización de Productos Orgánicos.

Con esto se busca asegurar una masa crítica de profesionales que sustente y asesore científicamente y con tecnología apropiada a los posibles productores que pretendan incursionar en la temática.

Días atrás se dictó el tercer módulo: Normativas de la Producción Orgánica, dictado por el Ing. Agr. Facundo Soria, referente nacional sobre la materia. El módulo incluyó una parte teórica y la correspondiente actividad práctica. Esta última se realizó en dos fincas de productores de la Colonia del Valle: la finca de citrus del Ing. Agr. Carlos Lencina y la finca olivarera del Sr. Héctor Guanco.

La diplomatura ha despertado gran interés en el medio, especialmente en el ámbito de la Ingeniería Agronómica y cuenta al momento con 40 participantes, pertenecientes  a la actividad privada y a diferentes instituciones provinciales.

La diplomatura consta de 10 módulos y un trabajo final y tiene como objetivo la formación profesional capacitada al más alto nivel en la producción y comercialización de productos orgánicos, cuestión imprescindible para hacer de Catamarca una provincia fuertemente identificada con este tipo de producción.

La producción agropecuaria de Catamarca tiene una marcada falta de competitividad, tanto en la calidad como en su productividad. Las razones son múltiples, desde los distintos enfoques a los que se pueda someter, pero básicamente se concentran en: su estructura agraria, productores no capitalizados, alto costo energético, distancia a los mercados, problemas de logística y servicios agropecuarios, entre otros.

El agregado de valor y la diferenciación de productos son factores a incorporar, necesarios e imprescindibles, pero no suficientes, para mirar el futuro de la producción agropecuaria catamarqueña con optimismo y esperanza.

En este marco de ideas, la producción certificada de productos orgánicos, es un mecanismo de diferenciación que agrega valor que facilita la comercialización, mejora el precio del producto y que, por las características agroecológicas y productivas actuales, puede resultar un paso sencillo de alcanzar.

Esta diplomatura es única en el país y, como catamarqueños, nos tiene que hacer sentir orgullosos ya que tiene el reconocimiento en este sentido de la Mesa Orgánica Nacional donde confluyen los principales referentes argentinos en la materia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *