50 chicos catamarqueños junto a la Selección

Cerca de las 17 del sábado la ansiedad y la ilusión de 50 chicos catamarqueños partía rumbo a Buenos Aires desde el Paseo de la Fe. Jugadores de la Liga Catamarqueña de Fútbol de 15 a 17 años subieron al micro camino al entrenamiento de la Selección Argentina en la cancha de Huracán, en Parque Patricios, en su preparación para el Mundial de Rusia 2018. Estar presentes en esta práctica surgió por un trabajo en conjunto entre la Secretaría de Deportes y Recreación del Dr. Maximiliano Brumec, y de la Vocal del Comité Ejecutivo de la AFA y actual vicepresidente de la Liga Catamarqueña Dra. Sylvia Jiménez, quien realizó los contactos a nivel nacional, y además se contó con la colaboración de la Municipalidad de la Capital. Así, se convirtieron en la única delegación del interior en ver a los 23 elegidos por Jorge Sampaoli, en uno de sus últimos entrenamientos en nuestro país.

 

A la hora de salida, cada uno con la camiseta o campera de su club (o del que son hinchas) fueron despidiéndose de sus familiares que los fueron a despedir para que emprendan este largo viaje a uno de sus sueños: ver de cerca a los futbolistas que nos representarán en Rusia. Ya en la ruta, las diferencias de equipos se hicieron de lado. Se dividieron como en la escuela: los más callados adelante, los tranquilos al medio y los más “ruidosos” al fondo, pero en total compañerismo y disfrutando del tiempo compartido.

 

Las horas de viaje fueron tranquilas y ayudaron a que se olviden las rivalidades de cada club, y se formaron entrañables amistades que esta experiencia compartida hará inquebrantables, más allá de los colores de sus camisetas el siguiente fin de semana que los enfrente. Se hizo la mañana del domingo y se acercaba el “Tomás A. Ducó”. La ansiedad alcanzando el punto máximo. Estacionó el colectivo y casi como flotando los 50 chicos caminaron las cuadras que los separaban de la puerta del estadio. Como cosa del destino, en el momento de ingresar, vieron llegar a la selección. Allí, las camisetas de sus equipos desaparecieron para dar paso a la celeste y blanca con la 10 de Lionel Messi.

 

Esos momentos hasta poder estar en las tribunas del “Ducó” se hicieron eternos. Una multitud ya colmaba de aliento a los jugadores que aún no habían pisado el campo de juego que estaba listo para recibirlos, con cuatro arcos, decenas de pelotas, conos, colchonetas y demás elementos desparramos estratégicamente en el césped. Y llegó el momento de verlos de cerca, de que los chicos catamarqueños se olviden de los casi 1200 kilómetros que recorrieron para este gran momento. “14 horas de viaje para ver a la selección”, como tituló Crónica TV una nota a los jóvenes catamarqueños. Esta vez, fueron ellos los que estuvieron en la televisión. No la tuvieron que prender para ver esta práctica. Fue ahí, a metros de distancia, que vieron a las grandes estrellas del fútbol mundial.

 

En el medio del aliento del público, de los cánticos para Messi y sus compañeros, la pregunta recurrente a que se siente estar acá, obtuvo la respuesta más significativa para toda esta experiencia: “Me hace sentir más cerca de algún día poder estar del otro lado”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *