Pulseada entre Nación y Provincias por el impuesto PAIS

CONDICIONES PARA LOGRAR LA LEY ÓMNIBUS
El ministro del Interior blanqueó que el Presidente no quiere coparticiparlo. Representa una caja de $500 mil millones por mes.

Los gobernadores -con el cordobés Martín Llaryora a la cabeza- insisten en incluir en la votación en particular de la Ley Ómnibus -que ya fue aprobada en general- la coparticipación del impuesto PAIS. El ministro del Interior, Guillermo Francos volvió a reiterar ayer que el Gobierno nacional no quiere coparticipar esa caja.

Según informaron medios nacionales, el gravamen al uso de divisa extranjera creado en 2019 se convirtió en el tercer tributo más importante con el que cuenta el Estado nacional. En otras palabras, en el vértice de poder libertario descartan la coparticipación del impuesto. En enero, a partir de la devaluación y los cambios impositivos, la recaudación por este tributo dio un salto de 1252% y llegó a 469.199 millones de pesos.

En este sentido, el ministro Francos dijo que «los gobernadores reclaman recursos para sus provincias», pero que desde el Gobierno nacional se «privilegia en este momento de crisis los recursos para la Nación, porque es la que atiende las problemáticas más urgentes».

«El Presidente no quiere coparticipar el impuesto PAIS de ninguna manera porque uno establece una lógica coparticipable y después no se lo saca más. No quiere incurrir en eso porque la idea es que desaparezca cuando se saque el cepo», apuntó.

En una reunión que se realizó en el Consejo Federal de Inversiones, los mandatarios habían dialogado sobre la posibilidad. Luego, el vocero presidencial, Manuel Adorni, salió a desmentirlo y le costó el cargo al ministro de Infraestructura, Guillermo Ferraro, acusado de haber filtrado los dichos del jefe de Estado contra quienes gobiernan las provincias y no respaldan su paquete de reformas.

Optimismo
Por otra parte, el ministro del Interior, Guillermo Francos afirmó que están “prácticamente bastante cerrados” los acuerdos para el debate parlamentario sobre los artículos de la ley “Bases” que el viernes recibió la aprobación general en la Cámara de Diputados, destacó el trabajo de los llamados bloques dialoguistas que colaboraron “con buenas intenciones” y aseguró que la norma “va a beneficiar en mucho a la gente”.

“La ley se aprobó en general, fue un paso importante y un logro de la gestión. Quedan algunos temas para terminar de acordar en particular, pero no muchos. Prácticamente está todo bastante cerrado”, afirmó Francos en declaraciones radiales.

El ministro destacó que hubo “mucha gente comprometida” de La Libertad Avanza, como el presidente de la Cámara de Diputados, Martín Menem y, por parte de la jefatura de gabinete que mantuvo “diálogos permanentes” con los legisladores.

“También hay que reconocer el trabajo del PRO, el bloque del radicalismo y el que lidera (el diputado Miguel Ángel) Pichetto (Hacemos Coalición Federal) que han colaborado con buenas intenciones”, ponderó y contrastó estos espacios con “la oposición fuerte y más recalcitrante” al sostener “que ya han gobernado y no les fue bien”.

“Le pedimos que nos dejen gobernar a nosotros. La ley va a beneficiar en mucho a la gente. El gobierno de Milei está intentando atacar el verdadero cáncer de Argentina que es la concepción cultural de que se puede gastar cualquier cosa sin recursos”, afirmó.

Además, contó que “las privatizaciones están conversándose” para atender los reclamos, pero “sin apartarse demasiado de los objetivos de la ley”, mientras que aseguró que “no hay ninguna intención del gobierno de sacar tributos por vía de decreto”, en alusión a los cuestionamientos a las facultades delegadas.

Asimismo, reconoció que “hay muchas delegaciones en la ley, pero son razonables en la etapa de emergencia que estamos viviendo” y dijo que “no hay que hacerse un mundo porque son facultades que le han sido asignadas a todos los gobiernos prácticamente desde que estamos en democracia”.

En tanto, anticipó que la ley Bases “no es la única” que contempla el Gobierno y que se va a “ir avanzando en distintos temas con el tiempo”, como la reforma tributaria con la que se buscará “concentrar todos los impuestos en cinco o seis impuestos totales que financien toda la actividad pública”.