Dos exintendentes deberán devolver sumas millonarias

El Tribunal falló en contra de Carlos Názar (cinco millones de pesos) y Simón Quintar (un millón).
Los exjefes comunales no remitieron la documentación necesaria. Dos exintendentes deberán devolver sumas millonarias Los exjefes comunales no remitieron la documentación necesaria.
En el transcurso de la semana pasada, el Tribunal de Cuentas falló en contra de dos exintendentes y sus funcionarios de Hacienda. Se trata de los exjefes comunales Simón Ramón Quintar (Tinogasta) y Carlos Antonio Názar (Capayán), quienes deber reintegrar sumas superiores al millón de pesos.
Así, quien deberá devolver una importante suma de dinero es el exintendente de Capayán, Carlos Antonio Názar y el exsecretario de Hacienda de la comuna, José Orlando Herrera.
El Tribunal de Cuentas analizó la rendición de cuentas correspondiente al primer semestre del 2011 -expediente 11217- de dicho municipio. En este sentido, el fallo condena a que ambos reintegren la suma de $5.342.220.
De acuerdo a los considerandos, el organismo de contralor de las cuentas públicas observó la ausencia de respaldo documental de los egresos registrados en el libro de caja. En igual sentido, faltó documentación sobre las erogaciones de las becas especiales, por cuanto, en dicho concepto, se registró la suma de $2.198.000.
En el fallo, se indica poner en conocimiento a la Unidad Fiscal de Delitos contra la Administración sobre una serie de situaciones, por la «posibilidad de que los hechos pudieren configurar un delito del código penal” (ver cuadro).
En el caso de Tinogasta, se trata de la rendición de cuentas correspondiente al primer y segundo semestre del 2010. Para la primera mitad del año citado (expediente 11236), el TC falló por unanimidad en contra del exintendente y sus funcionarios Carlos Adalberto Sacabas (secretario de Hacienda) y Aldo Horacio Robles (tesorero) a «reintegrar a la Hacienda pública $355.473”, en un plazo de 10 días.
El TC en los considerandos explica que «se solicitó documentación faltante”, por cuanto «surge la compulsa entre la proporcionada al equipo de auditores con los registros de libros contables”.
En cuanto al segundo semestre (expediente 11064), el TC los condena a reintegrar la suma de $656.757 en un plazo de 10 días.
Si bien Sacabas y Quintar deslindaron responsabilidad en su descargo por «la irregular circunstancia al momento del cambio de responsables”, en el acta de cambio consta que la documentación se encontraba en el municipio.
Así, Quintar y quienes fueron funcionarios en el área contable deberán reintegrar, entre ambas causas, un total de $1.012.230.

Facturas apócrifas

Dentro de los considerandos sobre Názar, se observa un pago efectuado a la firma Fabiana Mabel Artaza sobre horas máquinas.
Al respecto, el TC da cuenta de que no fueron aportados los contratos respectivos, como tampoco informe de la secretaría de Obras Públicas que «permita acreditar legitimidad del gasto”. En esta línea, advierte que «en los comprobantes no se consigna el período” de las horas.
Además, consultada la proveedora, «ésta no reconoce haber emitido facturas” y negó vínculo con el municipio, señalando «que no ha tenido actividad comercial alguna”. Sólo con esta firma se ordenó devolver $1.175.000 y atento a la situación (comprobantes apócrifos), se dará conocimiento a la Justicia.
Otra de las observaciones es sobre un egreso de $453.916 destinado a «mercaderías varias”, al que «falta antecedentes que acrediten el origen y destino del beneficio”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *