Empleados paralizan los sorteos en CAPRESCA

Los empleados de CAPRESCA volvieron a las medidas de fuerza en reclamo de mejoras salariales. En ese sentido, ayer no se concretó el sorteo de la quiniela matutina y a partir de hoy se suspenderán los cuatro sorteos del día. De acuerdo con los trabajadores, la medida de fuerza significaría una pérdida de $1.100.000 por día para el Estado provincial.
Los empleados solicitan que se derogue un decreto de 2010 en el que se eliminaban tres adicionales que influían fuertemente en sus haberes. Ellos son antigüedad, título y una asignación remunerativa no bonificable que influye en el salario de los empleados.
La semana pasada habían tenido una reunión con el ministro de Hacienda, Ricardo Aredes, pero el funcionario les había dicho que su reclamo era imposible de satisfacer. Ante esta situación, es que decidieron iniciar las medidas de fuerza.
El secretario general del gremio de CAPRESCA, Ricardo Carrizo, adelantó que los trabajadores iniciarán hoy las medidas de fuerza pero con asistencia a los lugares de trabajo. «Hemos decidido permanecer con asamblea permanente, sin atención al público ni a los agencieros, tampoco se pagarán las apuestas y no habrá sorteos de quinielas hasta que logremos un acuerdo», dijo.
El gremialista reconoció que tan solo en sorteos la medida de fuerza hará perder $1.100.000 al organismo, pero indicó que es la única alternativa que tienen para hacer escuchar su reclamo. «Sabemos del impacto que tendrá la medida, incluso en las personas que van a CAPRESCA, pero lamentablemente van a tener que esperar hasta que nos resuelvan nuestros problemas», afirmó.
Carrizo justificó la protesta al señalar que la situación salarial actual afecta a los trabajadores que se están por jubilar. «Pedimos que nos desbloqueen los adicionales porque son derechos adquiridos nuestros y porque hoy el 80% del sueldo del trabajador de CAPRESCA es en negro. Esto al momento de jubilarnos hace que no cobremos prácticamente nada» aseveró.

Finalmente, señaló que los empleados «están dispuestos al diálogo» y que aún se muestran esperanzados en ser recibidos por la gobernadora, Lucía Corpacci. «Sabemos de su buena voluntad y confiamos en que nos va a recibir», finalizó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *