Impulsan protocolo de derivación de enfermos mentales

En el Museo Caravati se concretó la reunión multisectorial entre referentes de las áreas de Salud Mental de la Municipalidad de la Capital y de la Provincia. El motivo del encuentro consistió en poner en marcha el protocolo de derivación de pacientes con problemas mentales a través de la coordinación de acciones y políticas de un trabajo mancomunado.
El encuentro fue propiciado por la Dirección de Salud Mental de la Secretaría de Salud de la Municipalidad de la Capital, con el objetivo de dar a conocer una propuesta de protocolo para el tratamiento interinstitucional de pacientes en riesgo inminente, especialmente quienes padecen patologías relacionadas con la salud mental. Este protocolo incluye como medida primordial una ficha de referencia para la derivación de pacientes entre distintas instituciones. La reunión multisectorial contó con la participación de la secretaria de Salud capitalina Guadalupe Toloza; la directora de Salud Mental de la Capital, Carolina Fadel, junto a las referentes de áreas pertinentes y la administradora del Centro Integral Terapéutico «La Sala», Alejandra Brizuela, como también el subsecretario de Salud Mental de la provincia, Matías García Terán; y autoridades de los Hospitales San Juan Bautista y Eva Perón.
En el marco del encuentro se dialogó sobre la necesidad de que las distintas instituciones y organismos cuenten con un régimen o protocolo único para asistir a pacientes con patologías puntuales de salud mental y que revisten un alto riesgo tanto para sí como para otros. Este protocolo incluye la posibilidad de conocer de qué institución es derivado un paciente, dónde puede ser internado o bajo qué modalidades.
Ante este escenario, desde Salud Mental de la Capital se propuso un proceso de «estandarización» con un protocolo de referencia y contrarreferencia que permite conocer con detalle el historial del paciente, su diagnóstico, el tratamiento recibido en una institución y adónde será derivado.
«Esta reunión fue muy positiva, creo que todas las áreas nos debíamos este diálogo y este debate sobre las modalidades que debemos usar para complementar los servicios de cada institución con el objetivo de atender a un paciente que se encuentra en riesgo inminente. Vamos a avanzar y llegar a una coordinación clave en poco tiempo para beneficio de los pacientes que atendemos día a día», aseguró Toloza.
Por su parte, el subsecretario de Salud Mental de la Provincia, Matías García Terán, indicó que se trata de una problemática muy compleja, atravesada por distintas aristas y variables que muchas veces escapan a la salud u otros estamentos donde se pueda tener competencia. «Es necesario que los protocolos internos comiencen a socializarse y a encontrar aquellos lugares grises donde la buena voluntad y el esfuerzo no son suficientes», consideró.
Para el funcionario es necesario empezar a pulir circuitos para la internación necesaria, establecer criterios, identificar cuáles son los centros más fuertes a nivel ambulatorio. «Hoy La Sala cuenta con un dispositivo ambulatorio muy fuerte”, valoró.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *