La SUBE arrancó con algunos problemas en la carga de crédito

Sabemos que hay inconvenientes para cargar crédito en los puntos de recarga, pero se debe a problemas de conectividad con los servidores de Nación, porque el sistema en Catamarca está funcionando muy bien», explicaron desde la Dirección de Transporte de la Provincia, a menos de 24 horas de haber sido puesto en funcionamiento el Sistema Único de Boleto Electrónico (SUBE). Pero pasado el medio día el sistema ya estaba operativo y las recargas podían ser realizadas exitosamente en los puntos habilitados, aunque subsistían los problemas en varios colectivos que tenían instalado el equipamiento pero no funcionaba. Desde Transporte destacaron la necesidad de que todos los usuarios registren su tarjeta en las Unidades de Gestión (UGS), y señalaron como principal la que está ubicada en la planta alta de la Terminal de Ómnibus y que funciona mañana y tarde.
Se pudo conocer que la tarjeta plástica cuesta $25, que le puede cargar desde $2 hasta 600, y que el saldo no tiene vencimiento. Pero es muy importante registrarla para poder acceder a los beneficios -para jubilados, estudiantes, planes sociales y otros-, y para poder recuperar el crédito en caso de pérdida.
Ante esta eventualidad, el usuario deberá denunciar el extravío en la página web de la SUBE, o llamar al 0800-777-7823, donde además recibirá atención telefónica. El plástico será dado de baja, pero el crédito remanente será acreditado en la nueva tarjeta que deberá ser adquirida por el usuario.
De todas maneras, si la tarjeta no es registrada en las UGS, lo mismo podrá ser cargada con crédito en los puntos de carga para ser luego utilizada en los colectivos urbanos. Desde la provincia consideraron que «se trata de llevar comodidad y un beneficio a la gente, y entendemos que tiene que haber un reacomodamiento de los pasajeros y los choferes al nuevo sistema. Pero en general vemos que la SUBE tiene muy buena aceptación».
Por su parte, los choferes de colectivos consultados por este diario se mostraron optimistas y complacidos por la aplicación de la SUBE y coincidieron en que «ahora vamos a poder concentrarnos más en el tránsito y dejar de pensar en el vuelto, las planillas de registro de pasajeros, las chequeras de los estudiantes y la gente que sube y baja. Además, la gente ascenderá y descenderá más rápido de los coches, haciendo que todo el proceso sea más fluido.
Los usuarios de colectivos compartieron esta opinión, aunque consideraron que «no vamos a renegar más con eso de que no te dan el vuelto del boleto porque no hay cambio». Además, coincidieron en que «se supone que va a traer más comodidad porque vamos a dejar de renegar con las monedas y los alumnos con las chequeras».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *